En el centésimo aniversario

de la Teoría de la Relatividad

de Albert Einstein (1905).

 

 

 

MATERIA=ENERGÍA i

 

 

Poesía simbólica,

de matrices e integrales entrelazada,

ecuaciones

representando

“la realidad”

de un mundo irrepresentable,

físico-matemático relativista,

secreto místico,

en bombas nucleares

traducido

por el Imperial Poder-USA,

destruyendo la VIDA,

pese a tu pacifista pasión.

Ciencia y Paz,

Paz-Ciencia,

ante

poder-osos,

avarici-osos,

gananci-osos,

mied-osos,

Conquistadores

de espacios-tiempos

que les escapan.

E=mc²,

símbolo de la Unidad Cósmica.

¿Y si la velocidad de la luz

no fuera el límite?

¿Dónde están los límites?

¿Donde están nuestros límites?

¿O es la tuya,

Albert,

una física todavía humana,

demasiado humana,

antrópica?

¿De dónde venimos?

¿Adónde vamos?

¿Quiénes somos?

¿Qué podemos saber y esperar?

¿Y si Dios jugara a los dados?

Hermano Einstein,

transmutador

de la Ciencia y los Paradigmas,

un mundo de Vértigo

nos revelaste,

el vértigo de un Universo Nuevo,

con un Nuevo Ser Humano,

nacido de preguntas

genialmente sencillas:

para hacerse

radicalmente revolucionari@s,

hay que volver,

pues,

a ser

niñ@s.

 

 

rui manuel grácio da neves

managua

28.02.98

[i]  Al genial ALBERT EINSTEIN que, muy a pesar suyo, nos mostró un Mundo Nuevo.

 

Volver