FRANCESCO

 

 

Asís entera es tu Comuna,

tu perugiana Madre Tierra,

Juglar de la Fraternidad

sin límites,

tu Monasterio, el Mundo,

habitado de pájaros,

peces,

lobos,

Sol y Luna,

Masculino-Femenino,

con la Hermana Clara,

damas-Pobreza

y hombres-mujeres-pobres,

evangélico Mundo

de tullid@s,

lepros@s

y marginales,

amasado de Utopías,

de Democracia Cósmica,

emergente

(“desde abajo”,

claro,

siempre “más abajo”),

humilde humus de la tierra,

frater minor,

Hermano Francisco.

No tener nada,

para ser

absolutamente,

libre,

para Ser,

para Denunciar

con la propia VIDA,

que la Propiedad

de ese

comercial protocapitalismo medieval,

en las Armas y en la Ley

se asienta,

suprema Violencia.

Eternamente enamorado,

el loco más cuerdo

de cuant@s te rodean,

poesía

como VIDA,

Trovador del Dios

de la “Perfecta Alegría”,

y de todas las cosas

sub specie Dei

(Deus et omnia)

ad-miradas.

Primavera,

Simplicidad,

lúcida Ingenuidad

des-concertante,

que des-instala,

búdica Compasión des-bordante,

Jovialidad,

Juventud,

Amistad,

Común-Unidad,

Ecología,

Cántico del Hermano Sol

y de sus iluminadas criaturas,

teología del trabajo manual,

brazos que construyen

Iglesias

que jamás

¡jamás!,

se derrumban,

porque son los mismos cuerpos pobres

de una Horizontalidad sin Fronteras

y con Fe Pura.

Peregrino medieval

de los Soplos del Espíritu,

Francesco,

Mendigo y Mendicante

que Todo (el Todo) lo “posee”:

tus manos libres

abrazan,

de una sola vez,

a Dios en el Mundo,

cordialmente.

 

 

managua

28.02.98

 

[Tomado de: RUI MANUEL GRÁCIO DAS NEVES, Mística y Revolución.

Espiritualidad, Poesía y Ensayo para un Nuevo Milenio. Inédito]

 

Volver